miércoles, 27 de septiembre de 2017

¡Vive! Transforma tus sueños en hechos

Libérate con hechos de tus pensamientos y sentimientos nocivos



Un relato breve que muestra la ventaja de un proyecto de vida basado en hechos frente a proyectos de vida que se quedan en el papel o en las intenciones.

La aceptación de los hechos, modera nuestros pensamientos y sentimientos; vivir con base en hechos nos pone en la ruta de la felicidad.


¿Cuáles son tus sueños sin realizar?, ¿Cuál es el sueño que puede cambiar tu vida de verdad?, ¿Qué es lo primero que tienes que hacer o lograr para transformar tus deseos en realidades? 


Un cuento corto


“Se pronostica lluvia y eventuales tormentas eléctricas” había dicho el noticiero. Mientras conducía, Andrés no podía ocultar su entusiasmo con las cometas de sus dos hijos. Llegaron y rápidamente la mamá alistó las cosas para el picnic; cada uno de los niños cogió la cometa que se había pedido; Andrés les explicó cómo pararse contra el viento y cómo soltar el hilo poco a poco. Muy pronto las cometas habían ganado buena altura y todos se sentían volando de alegría. 

Un trueno ensordecedor les recordó el pronóstico e inmediatamente, sin más aviso, una lluvia torrencial derribó las cometas y la esperanza de un día maravilloso… “¡El que llegue primero hasta el carro!” gritó la mamá para animarlos un poquito; los papás dejaron ganar a Luciana pero Santiago dijo que había que repetir la carrera porque se le había enterrado el zapato en un hueco.

En medio de la lluvia, corrieron hasta los eucaliptos y esta vez ganó Santiago. El papá se dio cuenta que había dejado su chaqueta e hicieron una tercera carrera hasta donde había estado con las cometas… Los cuatro estuvieron inventando pequeñas carreras hasta que el cansancio y la risa los dejó.

Completamente lavados por la lluvia, se secaron con el mantel y regresaron a la casa; aunque nadie lo hubiera dicho, todos estaban seguros de que había sido un domingo espectacular.

La importancia de los hechos


Veamos cuatro hechos en este corto relato:

  • Una familia sale de paseo para elevar cometas
  • Elevan las cometas poco tiempo
  • Suena un trueno y cae un aguacero
  • Todos apuestan carreras bajo la lluvia

Al final, la familia disfrutó porque pudieron elevar sus cometas y, sobre todo, porque decidieron divertirse a pesar del clima; no le dieron demasiada importancia ni a sus pensamientos ni a sus sentimientos. Importaron más los hechos: elevar las cometas mientras había viento y correr cuando el clima cambió.
La vida es lo que tu vives, lo que tú haces, no tus sueños ni intenciones

El límite del pensamiento y del sentimiento


¿Te imaginas que en lugar de los hechos, la familia hubiera atendido sólo sus pensamientos o sus emociones?

Otra hubiera sido la secuencia:

  • “Yo esperaba que fuera un domingo despejado pero parece que va a llover”
  • “No sé si sea buena idea que vayamos; tal vez, dejémoslo para otro día”
  • “Mi papá nos había prometido pero parece que no nos va a cumplir”
  • “Bueno tocará ir por los niños…”
  • “Como parece que va a llover, toca elevar esas cometas rápido y regresar antes del tráfico”
  • “Pá, no pudimos elevar las cometas como queríamos”
  • “Todo por la maldita lluvia”
  • “Yo sabía que iba a llover; yo te lo dije”

Afortunadamente, la familia le dio más importancia al hecho de estar juntos, al hecho de estar al aire libre, al hecho de poder correr; no tanto a sus pensamientos o sentimientos, que generalmente sólo son reacciones ante las circunstancias o expresión de expectativas, pero no son hechos.


Un proyecto de vida de verdad, son hechos


Con esto quiero decirte que en un Proyecto de Vida, los hechos son mucho más importantes que los pensamientos y los sentimientos. “El camino al infierno está sembrado de buenas intenciones” dice el refrán popular.
Los hechos hablan más alto que las palabras; los hechos convencen
Vista en sabidurias.com

Mira cómo una y otra vez nos defraudan las promesas de  políticos que nunca cumplen.

Ni las intenciones, ni las promesas, ni las palabras hacen tu proyecto de vida; sólo los hechos, sólo las acciones, sólo las tareas realizadas. 

Por algo dicen “Hechos son amores y no buenas razones”: el amor verdadero se manifiesta sólo en obras, acciones y comportamientos de amor… No insistas mucho en eso del “tiempo de calidad” porque lo que necesitan los niños y tu cónyuge no es tiempo sino amor de calidad, vivido a través de tus acciones, tus hechos.

Hoy mismo, toma la decisión de vivir tu proyecto de vida, con acciones, con tareas, con ejercicios, con obras, con hechos que transformen y mejoren tu vida. 

Un proyecto de vida es para vivir mejor; no para decirle a tus padres, profesores, cónyuge o amigo, lo que ellos quieren oír…
Prefiere los hechos y las acciones a los deseos y las intenciones
Vista en minglano.es

Vive tu proyecto con hechos de verdad. Te aseguro que esto cambiará tu vida 

Te invito a compartir esta publicación con otras personas que podrían beneficiarse de ella o escribe tus comentarios con toda libertad.

1 comentario:

  1. INTERESANTES REFLEXIONES , COMO TODAS DEJAN ALGO POSITIVO QUE APRENDER Y VALORAR LAS COSAS BELLAS QUE A VECES NO DISFRUTAMOS POR SU SENCILLEZ Y PRESISAMENTE EN ESA SENCILLEZ ES DONDE ESTA LO GRANDIOSO ,

    ResponderEliminar

Tus comentarios son muy valiosos. Gracias.